Mañana elijo mi candidato presidencial

Hace 10 años mi vida dió un giro importantísimo: Dejé de ser un Ciudadano X, para ser un Ciudadano Activo. Agregar una palabra de más en principio no parece relevante, pero para mí fue trascendental y me conduce a tomar una nueva decisión este próximo Domingo 9 de julio de 2017.

Involucramiento social

A inicios del 2007 empecé a involucrarme en la discusión de asuntos de interés públicos, es decir, decisiones que impactan la vida de todos como habitantes de este país. Antes de ello, me limitaba a ser expectador y concentrarme en intereses personales o del círculo de personas cercanas a mí.

Me acerqué y participé con distintos movimientos sociales y ambientales, dándome la oportunidad de conocer a cientos de personas que puedo llamar patriotas: gente valiente y con la convicción de realizar las transformaciones que consideraban necesarias para nuestro país, desde múltiples frentes.

El poder en democracia

Afortunadamente, Costa Rica es un República donde el poder ciudadano se otorga a través del libre ejercicio de la democracia. Los ciudadanos que están decididos a transformar este país tienen los intrumentos para hacerlo y someterlos a decisión del resto de la ciudadanía salvaguardando el mayor interés para todos.

Para ello existen los partidos políticos, instituciones cívicas donde convergen intereses políticos comunes. Mucho antes de una elección presidencial y de diputados, a nivel interno cada partido político sufre una serie de transformaciones estructurales claves para definir la propuesta al electorado. 

La representación del poder

Debo admitir que mi percepción inicial de la política era altamente negativa y despreciable. Luego comprendí que esa percepción no es por la práctica de la política per se, sino por quienes la han estado representando y obtuvieron el poder de representación a través de nuestro marco democrático. 

Aunque tuve contacto con varias trincheras y actores políticos, el Partido Acción Ciudadana despertó mi mayor interés, por la diversidad de pensamientos y actores, pero también por la unión amplia en torno a principios y un ideario común con el que me sentí identificado. El papel que jugaron sus diputados del período 2006-2010 también influyó.

Trabajar para transformar

Tras la oportunidad de compartir, debatir muchas ideas y conocer personas que aprendí a admirar, me sumé a las filas del Partido Acción Ciudadana decidido a invertir el tiempo y esfuerzo necesario para concientizar, convencer y enrrolar a quien que fuera posible para llevar la propuesta de esta fuerza política al poder.

En el 2009 decidí apoyar activamente la pre-candidatura de Ottón Solís por encima de Román Macaya y Epsy Campbell durante la primera convención del partido. Recorrí todo el país, conocí gente grandiosa que depositó mucha esperanza de cambio para Costa Rica. Aquello fue esperanzador.

Conocí a Carlos

Ganada la convención y como era de esperar, ahora trabajaba para el candidato a la Presidencia. Semanas después, antes de un debate en la Universidad de Costa Rica se me acerca un muchacho para decirme con humildad: "Jon, estoy un poco extraviado aquí, llevo un tiempo fuera de juego, me podrías decir...". 

Resultó ser que este muchacho, de una edad cercana a la mía, había trabajado tiempo atrás como asesor en la fracción legislativa del Partido Acción Ciudadana, salió a completar unos estudios a Inglaterra y ahora regresó para colaborar protagónicamente en el equipo de campaña con otros grandes amigos. Su nombre, Carlos Alvarado. 

Ganar perdiendo

Compartí con Carlos horas "silla" a su lado en una oficina, horas "rueda" viajando por el país, horas "caite" correteando por allí. Recuerdo que tomó la propuesta programática electoral, absorvió en su mente todo ese contenido, lo sistematizó y comunicó profesionalmente. También formó a los pre-candidatos a diputados en ese período, entre otras actividades.

En fin, el Partido Acción Ciudadana perdió las elecciones presidenciales pero ganó un vivo movimiento ciudadano unido en torno a la transformación que queríamos para Costa Rica. La historia no se detuvo, las conversaciones siguieron, pero yo me retiré para trabajar de lleno en un emprendimiento privado y aportar al país desde otro ámbito profesional, así como ocuparme de mi vida personal, bastante descuidada para entonces.

El gobierno del cambio

Meses después, muchas conversaciones y procesos terminaron llevando a Luis Guillermo Solís y un equipo muy joven a la Presidencia y Gobierno de la República contra toda posibilidad y presagio. El movimiento iniciado 14 años atrás logró su propósito, brindando al PAC la oportunidad de ejercer el Poder Ejecutivo en nuestro país, con una mayoría opositora en la Asamblea Legislativa, escenario poco común y complicado.

Este hito en la historia política de nuestro país refrescó los aires de esperanza en el movimiento cívico, desentrabó muchas deudas históricas y demostró un ejercicio ético y diligente de la función pública durante apenas cuatro años en el poder, en amplio contraste con lo que estábamos acostumbrados.

Las próximas elecciones

El país elegirá un nuevo Presidente y Gobierno el próximo año, abriendo la posibilidad de dar el paso hacia delante o hacia atrás en la ruta de cambio que inició este gobierno y la propuesta ideológica del Partido Acción Ciudadana. Dos pre-candidatos del partido se disputan el honor de representar los intereses para seguir hacia delante.

El candidato presidencial del PAC debe ser aquel capaz de ganarle a sus contricantes electorales, de otro modo de poco servirá el esfuerzo. Para ello necesita la confianza del movimiento rojiamarillo, demostrar su capacidad de liderazgo, representar los intereses del electorado y desafiar a sus rivales en la contienda.

Este domingo 9 de Julio

Encuentro en Carlos el perfil de candidato que sí puede ganar las próximas elecciones, en quien sí siento mejor reflejados los intereses de mi generación, mis intereses como ciudadano y las habilidades necesarias para llegar y asumir la Presidencia de este país, permitiendo dar continuidad al proyecto político que respaldé hace 10 años.

El domingo saldré muy motivado, lleno de convicción y esperanza a manifestar mi preferencia por Carlos Alvarado, quien espero gane las próximas elecciones y reciba las riendas del país que tanto quiero, en el que deposito tanta confianza y donde convive tanta gente comprometida en construir un futuro mucho mejor para todos.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS